Egipto

Mito de Osiris

Canto del arpista

Profanación tumbas

• El papiro de Ani

Funeral real en el Reino Antiguo

Diferencias funerales

El papiro de Ani

El cadáver resucitaba en otro mundo gracias a la guía de conjuros que se hallaba en el Libro de los Muertos, un libro de magia e intrucciones para caminar en el mundo de la oscuridad y el caos.

A los antiguos egipcios le importaba más la otra vida que la presente pues aquella era para siempre, era la inmortalidad. Y Ani un escriba real, allá por el 1250 a C., también quiso tener su Libro de los Muertos.

Se han encontrado unas 25.000 copias del Libro de los Muertos pero el Papiro de Ani es una de las copias mejor conservadas que se tienen, contiene 65 conjuros adaptados a Ani y a su mujer, 150 ilustraciones coloreadas y mide unos 24 metros de largo.

"Protege a los débiles de los fuertes y oye el llanto del que está encadenado"

El Libro de los Muertos se considera el libro religioso más antiguo y tiene su origen en los Textos de las Pirámides y los Textos de los Sarcófagos. Se empieza a escribir en el Imperio Nuevo.

Ani tal y como dice su papiro era "Escriba real verdadero, escriba y administrador de las ofrendas divinas de todos los dioses", "Gobernador del granero de los señores de Abidos y escriba de las ofrendas divinas de los señores de Tebas" y "Amado del señor del Norte y del Sur", lo que significa que era bastante impostante y pertenecía a un grupo educado dentro de la élite egipcia. La profesión de escriba era muy respetada en Egipto porque transmitían conocimientos. Había escuelas de escribas donde iban los niños desde pequeños. Ani pago por su Libro de los Muertos su sueldo de 6 meses. No solo contenía los conjuros, también numerosas imágenes que tenían un poder mágico.

En esa época, sobre el 1250 a C., se hacían Libros de los Muertos por encargo y eran más caros, llevaban el nombre del difunto y éste habría elegido cuidadosamente los conjuros para su papiro. Pero también se hacían Libros de Muertos en serie, dejando los espacios para colocar el nombre del difunto.

El alma del difunto necesitaba un vehículo físico para disfrutar de los placeres de la otra vida. La momificación era el inicio de un largo y peligroso viaje a través de la oscuridad y el caos, tenía que llegar al Campo de las Ofrendas. El bajo mundo era un enfrentamiento con el caos. Había 42 dioses y 42 pruebas delante de cada dios. Debía negar haber hecho determinada cosas "No he matado a nadie" (Las confesiones negativas). Cada prueba atraviesa una puerta. En la última puerta Horus lo acompaña ante el tribunal de Osiris para enfrentarse al peso del corazón. El corazón, un escarabajo azul que llevaba grabado un conjuro, es pesado en una balanza y en el otro plato se pone la pluma de Maat, símbolo de la verdad y la justicia. El corazón no debía pesar más ni menos que la pluma, si no era devorado por un monstruo y dejaba de existir.

"... ¡Oh, víscera de mi corazón de mis diferentes edades! No levantes testimonios falsos contra mí en el juicio, no te opongas a mí ante el tribunal, no demuestres hostilidad contra mí en presencia del guardián de la balanza"

Si vencía la prueba, pasaba la última puerta y alcanzaba el "Dichoso Campo de los Juncos".

El papiro de Ani

Mito de OsirisCanto del arpistaProfanación tumbas • El papiro de Ani • Funeral real en el Reino AntiguoDiferencias funerales

Viajes y Lugares: Egipto • CA multimedia
• Síguenos en: FacebookYoutubePinterestTwitterPicasaGoogle+