Carnota

Carnota tiene fama por tener el hórreo más largo de Galicia. Es del s. XVIII y parece ser que había un cierto pique con el hórreo de Lira, ambos con 22 patitas, el de Lira al final ganó por unos centímetros pero el de Carnota está mejor conservado. Los hórreos eran construcciones que se utilizaban para guardar, secar y conservar el grano y otros productos de la tierra. También, el tamaño del hórreo denotaba la importancia de la familia que lo poseía.

Lo que también nos encantó de Carnota fueron sus playas. ¡Impresionantes! Estuvimos en la Marisma de Boca do Río, el mar a un lado y separados por dunas, un río y lagos o lechos fluviales, en medio de la arena donde el agua está más calentita y no hay corrientes. Son marismas, todo un complejo ecológico y de una gran belleza.

Carnota tiene uno de los mejores arenales del litoral gallego, aguas cristalinas y arenas blancas. Puedes hacer un paseo por los 7 Km. del arenal de Carnota, desde el Mar de Lira a Caldebarcos.

Cerca de Porto do Son, se encuentra el Castro de Baroña. Está situado en una pequeña península rocosa separada de tierra por un itsmo de arena, donde aparecieron las primeras murallas defensivas. En el castro se han encontrado anzuelos, conchas y moluscos que demuestran que también se dedicaban a la pesca además de a la agricultura y la ganadería.




Vídeo de Carnota