La Mancha • Ruta de Don Quijote

Argamasilla de Alba • Ciudad Real

Qué ver: Casa y cueva de Medrano • Pósito Real • Iglesia de San Juan Bautista • Glorieta • Rebotica de los Académicos • Plaza de Alonso Quijano • Pósito de La Tercia • Castillo de Peñarroya.

Casa de Medrano y Cueva de Medrano
Casa y Cueva
de Medrano
Pósito Real
Pósito Real, es un hotel
Iglesia de San Juan Bautista
Iglesia de
San Juan Bautista
La Glorieta
La Glorieta.
Plaza de España
Rebotica de los Académicos
Rebotica de
los Académicos
Cervantes. Plaza de Alonso Quijano
Cervantes. Plaza
de Alonso Quijano
Pósito de la Tercia, del s. XVII
Pósito de la Tercia,
del s. XVII
Castillo de Peñarroya
Castillo
de Peñarroya

La Cueva de Medrano: Según la tradición oral, dicen que Cervantes estuvo preso en esta Cueva de Medrano y aquí comenzó a escribir el Quijote. En realidad no hay ninguna prueba de que estuviera preso ni aquí ni por la zona y ningún investigador moderno lo sostiene, pero es una buena historieta que surgió en el siglo XIX. Cervantes dice en su prólogo: ¿Qué podrá engendrar el estéril y mal cultivado ingenio mío, sino la historia de un hijo seco, como quien se engendró en una cárcel donde toda incomodidad tiene su asiento y donde todo triste ruido hace su habitación?... pero a qué cárcel se refiere, no lo sabemos.

El Pósito Real, se comenzó a construir en el siglo XVI, pero al igual que la iglesia, por falta de recursos, no se terminó hasta el XVIII. Un pósito es un depósito de cereal de carácter asistencial cuya función primordial consistía en realizar préstamos de cereal en condiciones módicas a los vecinos necesitados. Son los precursores de instituciones como el Monte de Piedad o las Caja de Ahorros.

En la Iglesia de San Juan Bautista, también hay otra razón donde se apoyan para decir que Cervantes se refería a Argamasilla de Alba. Hay un cuadro-exvoto que donó don Rodrigo Pacheco, fechado en 1601. Por la fecha y la enfermedad se ha podido identificar al donante del cuadro como el caballero que conoció Cervantes en esta localidad y en el que... dicen que... se inspiró para crear su personaje del Quijote. Cervantes lo describe: "Del poco dormir y del mucho leer se le secó el celebro* de manera que vino a perder el juicio…", aunque ciertamente, nada es seguro.

En la Glorieta, están las estatuas de Don Quijote, Sancho y Dulcinea y en los alrededores de esta plaza también está el bachiller Sansón Carrasco, un segador de alfalfa, Azorín que tanto quiso a este pueblo, Cervantes... Aunque todo sean estudios y suposiciones, estamos aprendiendo mucho del tema.

Cervantes cuenta en el capítulo 52 del Quijote, que muchas de las hazañas del valeroso hidalgo, fueron recogidas y escritas en pergamino por los Académicos de Argamasilla, una entidad ficticia, imaginada por Cervantes, y los escritos fueron guardados en una caja de plomo.

En el siglo XIX, en Argamasilla, se formó una asociación cervantina de amigos, real, y se hicieron llamar los "académicos de Argamasilla". La botica se convirtió en lugar de celebración de estas reuniones cervantistas de estos Académicos de Argamasilla. Y con estos buenos hombres habló Azorín, afirmando no haber «conocido jamás hombres más discretos, más amables, más sencillos que estos buenos hidalgos».

En un capítulo LII del Quijote, Cervantes dice: "Las palabras primeras que estaban escritas en el pergamino que se halló en la caja de plomo eran estas: Los académicos de la Argamasilla, lugar de la Mancha, en vida y muerte del valeroso don Quijote de la Mancha, «hoc scripserunt» (escribieron esto)..."

Paseando por detrás de la plaza de Alonso Quijano, donde está la estatua de Cervantes, encontramos el Pósito de la Tercia, del s. XVII. Al parecer fue creado por doña Ana Mondéjar, vecina de la localidad, la cual dispuso que fuera dotado con 800 fanegas de trigo. A mediados del s. XVIII, el Ayuntamiento aún no tenía edificio propio que sirviera para pósito del común de los vecinos, y alquilaba para ese uso distintos establecimientos, entre ellos el de doña Ana Mondéjar.

Muy cerca de Ruidera, llegamos al Castillo de Peñarroya que se alza en una peña sobre un acantilado por donde discurre el Guadiana, hoy hay un embalse que recoge el agua de las Lagunas. Es una fortificación situada en el término municipal de Argamasilla de Alba y se alza sobre una peña "roya" roja o rubia, según opinión, desde la que domina un acantilado, en un tramo del río Guadiana que da a la presa del embalse de Peñarroya.

 

Viajes y Lugares

Provincia de Ciudad RealCiudad RealAlbaladejoAlcázar de San JuanAlcubillasAldea del ReyAlhambraAlmagroAlmedinaArgamasilla de AlbaBolaños de CalatravaCampo de CriptanaCózarLa SolanaManzanaresMembrillaMontielPuebla del PríncipePuerto LápiceRuideraSan Carlos del ValleTerrinchesTomellosoTorre de Juan AbadVillamanriqueVillanueva de los InfantesViso del Marqués