Aguiño

 

El último domingo de julio, fuimos adrede a Aguiño, a la Fiesta del Percebe, ¡y qué fiesta!. Se consumieron 1.600 kilos de percebes a un precio muy razonable, regados con albariño o ribeiro mientras gaitas y tambores tocaban música gallega, con lo cual la fiesta era un deleite para todos los sentidos. Y los percebes exquisitos, arrancados de la piedra por «hombres a los que no le tiemblan las piernas», leí la frase en un periódico y me gustó, muy gráfica.

Los de Aguiño, muy amables, un saludiño para Esther, familia de percebeiros y para la gente de Lugo y Ferrol que conocimos allí, entre risas, percebes y chistes, ¡estuvo genial!. Luego, siestecita en la playa y para despertarte nada mejor que las frías aguas del Atlántico. Como en toda esta zona, encontramos rincones encantadores entre rocas con arenas blancas… y aguas fresquitas.

Aguiño, fue un lujo de visita.

Me encanta poder mostrar estas imágenes de Aguiño donde solo hay alegría, belleza… sabor… y ¡qué bien lo pasamos!. Este vídeo es posterior al desastre del Prestige y damos la enhorabuena y las gracias al pueblo de Aguiño y a todos los de alrededor por haber trabajado como trabajaron para recuperar la zona y para que todos… y el mundo podamos disfrutar de la belleza y la fuerza de esta maravillosa costa gallega.

Gracias Aguiño por vuestro gran esfuerzo y poder de superación. ¡Nunca Máis!

Vídeo de la Fiesta del Percebe en Aguiño