Es Castell

Es Castell es el pueblo más oriental de la isla de Menorca y donde se pueden disfrutar de unos amaneceres espectaculares, pero también de unas cenas maravillosas en el antiguo muelle de pescadores que mira a Cales Fonts.

El pueblo de Es Castell debe su nombre al castillo de San Felipe construido en el siglo XVI por los españoles para defender la entrada al puerto de Mahón, después que tuvo lugar el asalto de Maó en 1535 por parte del pirata turco Barbarroja. Debido a su origen como barrio militar, el trazado de la población es rectilíneo y curiosamente, en la plaza central se agrupan cuatro impresionantes edificios, antiguos cuarteles, uno de los cuales alberga el actual museo militar y el Ayuntamiento, por lo que la iglesia queda fuera y alejada del núcleo de la población.

El puerto está lleno de restaurantes y bares dedicados al turismo que ocupan las cuevas originalmente utilizadas como refugios y almacenes. A pesar de eso, sigue manteniendo todavía el encanto del antiguo muelle de pescadores.

Como centros de interés histórico se pueden visitar el fuerte Marlborough totalmente excavado en la roca y el castillo de San Felipe con la interesantísima reconstrucción histórica llevada a cabo por sus organizadores; un auténtico viaje en el tiempo.

Sus fiestas patronales en honor a Sant Jaume se celebran los días 24, 25 y 26 de julio.