Cala Morell y necrópolis


Al norte de Ciutadella solo 9 km encontramos Cala Morell, una playa protegida por paredes rocosas y abruptas. Como playa no resulta muy atractiva porque no tiene la arena fina de las playas del sur. Su encanto está en el paisaje rocoso que la rodea. Para extender la zona de baño se han construido plataformas de cemento.

Las construcciones de la urbanización de un blanco luminoso destacan sobre las laderas rocosas apenas cubiertas de vegetación resultando un paisaje enormemente atractivo. Una de estas construcciones es un agradable restaurante con una terraza desde la que se contempla toda la cala. Añádele una cerveza bien fría, buena compañía y… ¿Qué más se puede pedir?

Necrópolis de Cala Morell

La necrópolis de Cala Morell fue utilizada como lugar de enterramiento desde la época de bronce antigua (pretalayótica) hasta el siglo II d. C. Se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la isla. Consta de 15 cuevas excavadas en la roca, alguna con sorprendentes relieves en la fachada.

La visita es totalmente gratuita y a la entrada hay carteles con explicación detallada del conjunto. También se encuentran pequeñas cavidades o nichos, tal vez sepulturas infantiles, depósitos de huesos o tal vez para colocar antorchas, no se sabe con certeza; se les llama «capades de moro» (cabezazos de moro). Uno de los hipogeos, tiene en la puerta adornos tallados. Un hipogeo es una cámara o bóveda subterránea que en la Antigüedad se usaba para conservar los cadáveres sin quemarlos.