Torretrencada

Torretrencada se encuentra también muy cerca de Ciutadella, en un paraje apartado. Hay que caminar unos 10 minutos a través de los campos de explotación ganadera para llegar, por lo que no hay que olvidar cerrar las puertas que vayamos encontrando. De lo que fue un poblado talayótico hoy solo queda en pie una taula que se ha mantenido ahí durante más de 3.000 años. Es una de las más bonitas debido a la columna de refuerzo que tiene en la parte posterior, aunque no se conserva nada del recinto circular.


Lo poco que queda está en general muy abandonado. Incluso las señales para llegar están semiocultas por la vegetación

En los alrededores se pueden contemplar algunas tumbas excavadas en la roca de forma antropomórfica, que son de época medieval y un aljibe para almacenar agua que ya se utilizó en la época talayótica, pues todavía se observan las canalizaciones en la roca para conducir el agua de lluvia. Los restos del talayot están en muy mal estado y la cueva de enterramiento, prácticamente escondida entre la vegetación.

Resulta peculiar y curioso ver cómo en nuestra época se han reutilizado piedras del asentamiento para construir una mesa con bancos destinada a… ¿picnics?