Playa de Son Bou

Con sus más de 2 km de longitud, Son Bou es la playa más larga de Menorca con arena dorada y ofrece todo tipo de servicios y comodidades. Ideal para el turismo familiar ya que la poca profundidad y la extensión la convierten en muy segura para los niños.

Como interés cultural, justo al lado de la urbanización se conservan los restos de una basílica paleocristiana, una de las iglesias más antiguas de la isla, se supone que del siglo V d. C.

Tiene planta rectangular y está orientada de este a oeste.