Ruente

Si quieres seguir nuestra ruta, navega por estos enlaces…

Ruta 1: Costa Oriental • Castro UrdialesLiendoLaredoSantoñaNojaMolino de OlajaIslaBareyo
Ruta 2: Santillana y … • Santillana del MarCueva de AltamiraCabuérnigaBárcena MayorRuente
Ruta 3: Costa Occidental • SuancesUbiarcoComillasSan Vicente de la Barquera
Ruta 4: Valle Liébana • Fuente DéLos LlanosMogrovejoSanto Toribio de LiébanaPotesLebeña
Ruta 5: Zona de El Soplao • Cueva de El SoplaoCelisCruz de CabezuelaTudanca

Ruente tiene una surgencia kárstica, Fuentona de Ruente que está bajo el dominio de una Anjana, un hada que hace que de vez en cuando, la fuente deje de manar, y eso es por el hada… así nos lo contaron unas señoras muy amables del pueblo, que nos explicaron lo misterioso del asunto.

También hay un puente de origen probablemente medieval, con ocho ojos, que seguramente formaba parte de la vieja calzada que atravesaba el Valle de Cabuérniga, pasando por Bárcena Mayor, Reinosa y de ahí a Castilla. La vieja calzada formabba parte de ese camino que unía Asturias, Cantabria, el mar, con Castilla, de hecho Cantabria era el puerto marítimo de Castilla.

Cuenta la leyenda que en el interior de la gruta vive una Anjana, la cual sería la causante de que las aguas dejen de manar en la Fuentona.

La Anjana es el hada buena en la mitología cántabra. Es la protectora de las gentes honradas, de los enamorados y de quienes se extravían en el bosque y caminos.

Físicamente es pequeña, esbelta, con cabellos largos, túnica, sandalias y báculo. Suele habitar en el bosque, teniendo preferencia por las fuentes y los manantiales. La leyenda de la Anjana de Fuentona, nace a partir del misterio que envuelve a esta gran “fuente intermitente”.

Fruto del extraño comportamiento del caudal han surgido infinidad de historias y leyendas; algunas de ellas recogidas por escritores como Manuel Llano, “Mitos y leyendas de Cantabria”, 1934 y Juan Sierra Pando, relato La Anjana y el Sevillano, 1905.