Tenerife, Islas Canarias

Día 1: San Miguel de Abona -> Acantilados de los Gigantes y cetáceos -> Playa del Paraíso -> Papas arrugás

Día 1: San Miguel de Abona • Tenerife

Llegamos al aeropuerto del Sur sobre la 1h. de la noche, las 12 h. en Canarias, ¡Qué bien, hemos ganado una hora. Hemos contratado el traslado en coche desde el aeropuerto (20€), porque a esas horas... Estaremos un par de noches en un hotel en el sur, en San Miguel de Abona, para visitar la zona y luego iremos al Norte a San Cristóbal de La Laguna. También leímos que los aviones despegaban mejor en el Sur porque hay mejor tiempo.

La isla de Tenerife se formó a partir de las erupciones del volcán el Teide, que tiene unos 3.700 m. de altitud y como es muy pequeña, los cambios hasta llegar al nivel del mar, son bastantes rápidos, y en tan solo 9 km. San Miguel de Abona ya está a 600 m. de altitud.

Estamos en el Hotel 4 Esquinas y todos duermen ya. Camino a la habitación nos damos cuenta que tiene encanto, muy acogedor, con curiosas colecciones y objetos de otros tiempos.

Maletas antiguas

Genial, muy cómoda la cama, nos despertamos temprano... me encanta el aroma del pan recién horneado. Nuestro hotel es pequeño y acogedor, está en el centro histórico de San Miguel de Abona, es una antigua casa rural con sus patios donde en siglos pasados guardaban los animales, el grano de las cosechas, etc. El trato es personal, relajado y amable.

También a través del hotel alquilamos un coche, con seguro a todo riesgo, en una pequeña compañía que se llama Ecus. Después de nuestras últimas experiencias en alquiler de coche en Inglaterra, se agradece el trato humano y personal, características que se van perdiendo en muchos de los lugares que visitamos. Ciertamente en unas pocas horas que llevamos aquí, podemos decir que nos está gustando está isla y su gente.

Con un día soleado y magnífico ante nosotros, dimos un pequeño paseo por la calle de la Iglesia, que mantiene las casas antiguas con unas ventanas de madera preciosas, con el típico cierre de guillotina y llegamos hasta la Casa del Capitán que es un museo, dicen que muy bonito, pero hoy es sábado y está cerrado. Nos resultan curiosos estos museos que están hechos principalmente para el viajero que viene de fuera pero que tienen horario de Oficina de Hacienda, de martes a viernes.

Aprovechamos que han abierto Información y Turismo donde una chica muy amable nos contó cosas de la isla y visitas que no debíamos perdernos. Lástima que sólo vamos a estar tres días.

Los Gigantes

Tal como habíamos planeado, nuestra primera visita es a Los Gigantes, unos acantilados impresionantes en el oeste de Tenerife que están a unos 60 km. al norte desde aquí. Allí tomaremos un barco que nos lleve a los acantilados y a ver los cetáceos que utilizan este corredor de mar de forma habitual. A pesar de ser final de octubre, la gente va en bañador y está claro que piensan bañarse en alta mar. Una lástima no haber traído traje de baño, toallas etc. Hemos elegido una excursión de 3 horas con comida incluida, avistamiento de cetáceos y baño en el mar. Vimos varios Calderones Tropicales, aunque estaban echándose la siesta, comen por la noche y a mediodía, duermen y solo pudimos fotografiar la aleta dorsal, pero fue una bonita experiencia y los acantilados, impresionantes.

Playa del Paraíso

Luego fuimos bajando por la costa, haciendo paradas de vez en cuando para ver los paisajes, hasta llegar a la Playa del Paraíso, donde vimos atardecer. Aunque está muy edificado, la costa todavía permanece abrupta y salvaje, de rocas negras volcánicas. Nos saltamos toda la zona de la Playa de los cristianos, Playa de las Américas... que es más turística y hay más aglomeraciones.

Volvimos a cenar a San Miguel de Abona, a "La Bodega de San Miguel" donde probamos las papas con mojo picón verde y rojo y unas ricas brochetas. Todo ello regado de un vino blanco canario. El vino canario tuvo mucha importancia en el siglo XVI y comenzó a ser exportado a Madeira, Jerez y a Inglaterra, pero en el siglo XVII comienza su decaimiento. Ahora comienza a destacar de nuevo con fuerza y con sabores peculiares que le van haciendo un hueco en el mercado. También probamos el ron miel una variedad de ron, elaborado a partir de aguardiente caña o melaza, típico de las Islas Canarias.

 

Viajes y Lugares

Día 1: San Miguel de Abona -> Acantilados de los Gigantes y cetáceos -> Playa del Paraíso -> Papas arrugás con mojo picón

Día 2: Subida al Teide -> San Cristóbal de la Laguna

Día 3: La Orotava -> Icod de los Vinos y el Drago -> Piscinas de Garachico

Día 4: San Cristobal de la Laguna -> Montaña Amarilla -> Aeropuerto Sur