Viena

Una ciudad educada y monumental. Es un verdadero placer recorrer sus calles rebosantes de flores y fuentes que manan alegres en verano, conocer su historia, admirar sus monumentos… y arte, mucho arte.

Qué ver en Viena…

Cosas Prácticas en Viena

Llegar a Viena desde el aeropuerto: Sin salir del mismo aeropuerto puedes coger un tren que te lleva al centro de Viena. El billete se saca en unas maquinitas automáticas y es difícil encontrar alguien que te dé información. Si puedes pregunta al recoger las maletas en un mostrador de información turística que hay. Cuando llegamos no encontramos el CAT, no lo sabíamos, así que cogimos el normal

Salir de Viena: Para irnos, utilizamos el CAT (City Airport Train), un servicio donde facturas las maletas desde Viena y coges el tren al aeropuerto en Wien Mitte. Muy cómodo.

Transporte público: En Viena las distancias son muy grandes, así que se hace mucho uso de los tranvías, metro, etc. Nos resultó muy rentable y cómodo sacar un bono de 7 días Wochenkarte y que te sirve para todo tipo de transporte urbano. Sirve de Lunes a Domingo, o sea que si lo sacas un Viernes no te compensa, pero también hay para un día, dos… Por cierto, un 10 al transporte urbano de Viena, seguro, limpio, eficaz, puntual, cómodo, educado, etc.

Tiempo en Viena: Nosotros fuimos en Agosto, 3 días hizo calor primaveral y por la noche refrescaba un poco y tenías que abrigarte más y los otros 4 días hizo frío otoñal y lluvia. Hay que llevar paraguas, chubasquero, calcetines, chaqueta… por eso casi todas las fotos que pudimos sacar son de cielos grises y encapotados. Parece que esos cambios tan de un día para otro son habituales.