Etrusco: Askós, jarrón de terracota

Askós, jarrón de terracota

Los etruscos eran un pueblo de origen desconocido originarios del centro de Italia, quienes finalmente se integraron al Imperio romano.

Este jarrón proviene de una tumba de un cementerio de Benacci, descubierto en 1875. Este «askòs«, palabra que en griego significa odre, es un jarrón de terracota hecho con el cuerpo en forma de animal, largo cuello y cabeza del toro de cuernos curvos. El jarrón fue usado como un contenedor de líquidos preciosos que era introducidos por la abertura ancha de detrás y se vertía por la boca del animal. El mango tiene forma de un caballo montado por un jinete que lleva un escudo a la espalda y casco en la cabeza.

Este odre también nos documenta sobre las armas que usaban y que rara vez se encuentran en las tumbas. El objeto cuenta con una decoración refinada, realizada en arcilla cruda, antes de hornear. Se encontraron dos ruedas de cerámica cerca, que podían pertenecer a un carro en que originalmente fue colocado el Askós.

La figura del caballero indica la importancia de los difuntos, mientras que el animal fantástico probablemente alude al viaje en el más allá. Este objeto estuvo sin duda lleno de significados religiosos y sociales: la iconografía del caballero reiteró el protagonismo de los fallecidos dentro de la comunidad.

Procedencia: Bolonia. Necrópolis de Benacci, tumba 525 • Etruscos • Finales siglo VIII A.C. • cerámica • Fuente: Museo Civico Archeologico di Bologna
Museo Civico ArcheologicoBolonia • Italia