Grecia: Artemisa de Éfeso

La estatua, que representa a Artemisa, es una réplica romana, de la Artemisa de Éfeso, del gran templo dedicado a la diosa, cuyo culto tiene orígenes antiguos, probablemente relacionados con tradiciones minoicas.

He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, que es una calzada para carruajes, y la estatua de Zeus de los alfeos, y los jardines colgantes, y el Coloso del Sol, y la enorme obra de las altas Pirámides, y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo, y dije: aparte de desde el Olimpo, el Sol nunca pareció jamás tan grande. Antípatro de Sidón Antología griega (IX.58)

La cabeza de la estatua está cubierta con un velo, rematado por una corona de Torres, símbolo de la protección de la diosa en la ciudad; en el vestido, adherido al cuerpo con paneles decorados con alternancia de rosetas y cabras. Lleva un collar, debajo de que están dispuestos cuatro filas de senos, símbolo de fertilidad y atributo de la diosa, protectora de la naturaleza y la fertilidad.

De la Artemisa de Éfeso hay muchas réplicas que difieren en una serie de detalles decorativos, probablemente debido a que la estatua de culto era en realidad una estatua de madera a la que se le cambiaba la ropa dependiendo de las ceremonia religiosa. En la réplica de Bolonia, la cabeza, manos y pies en mármol negro, son un añadido de una restauración moderna.

Siglo II d.C. • mármol blanco; mármol negro para cara y manos • Réplica romana de la Edad Augusta, de un original de la época clásica griega • mármol de Pentélico • Fuente: Museo Civico Archeologico di Bologna
Museo Civico ArcheologicoBolonia • Italia