Giambologna: Amorcillo pescador

Museo del Bargello

Putto pescador. Adorno de la fuente en el jardín del Casino Mediceo di San Marco

En la década de 1560, Giambologna creó una fuente que simulaba una isla para el Casino de San Marco. Estaba decorada con elementos de bronce que representaban a tres pequeños pescadores y tres peces, dispuestos para verter agua en la cuenca de la fuente. Las dos figuras supervivientes tienen estilos y poses diferentes pero ambos niños están sosteniendo el mango de una caña de pescar (totalmente dañada), mientras que en la otra mano están sosteniendo el pez que ya han capturado.

La iconografía de Putti (plural de putto en italiano)​ y Cupidos se remonta a la tradición helenística, pero el escultor añadió un aire aún más brillante y vital gracias a su proverbial imitación de la realidad natural.

Los Putti son motivos ornamentales consistentes en figuras de niños, frecuentemente desnudos y alados,​ en forma de Cupido, querubín, angelote o amorcillo. En el antiguo mundo clásico eran niños con alas que se creía que influían en las vidas humanas. A medio camino entre los campos de lo humano y lo divino, un ser intermedio entre los mortales e inmortales que debía transmitir los asuntos humanos a los dioses y los asuntos divinos a los hombres.