Ara Pacis y Mausoleo

Lungotevere in Augusta. Junto a la Piazza Augusto Imperatore.

El Ara Pacis, construido entre el año 13 al 9 a.C., es un altar que se hizo para conmemorar la Paz instaurada por Augusto después de su regreso triunfal tras sus campañas en Galia e Hispania. Estaba dedicado a la diosa romana Pax.

Es un cubo de mármol de Carrara con alegorías sobre la mítica fundación de Roma y relieves de una procesión de Augusto, familiares, magistrados, senadores y sacerdotes, inspirada en las Panateneas del Partenón. El estilo tiene la mezcla de los elementos de origen griego y helenístico con la perfección que alcanzó el retrato romano.

En el interior hay una gran profusión de adornos de flores, guirnaldas colgadas de cráneos de buey, bucráneos, y el altar al que se accede por una escalinata. Un pequeño relieve explica el sacrificio:

Sacrificio en el Ara Pacis

La procesión del sacrificio venía precedida por los sacerdotes y las vestales, los lictores, funcionarios públicos que escoltaban y protegían a vestales y magistrados, una especie de policía local. Los apparitores, empleados subalternos que asistían a los magistrados, y las víctimas, un carnero y dos bueyes cada año, eran “asistidas” por los victimarios.

El victimario era el que preparaba a la víctima para que el sacerdote la sacrificara, dicho de otra forma, era el que le daba el martillazo al animalito para dejarlo atontado para que el sacerdote pudiera matarlo limpiamente sin mancharse la túnica, que eso traía mal augurio e incluso era motivo para repetir la ceremonia.

Haz clic en la 1ª foto para verlas en grande y leer los comentarios