Isla de Burano

Lo más representativo de la isla de Burano son los colores de sus casas, que junto a los canales hacen de ella una isla bonita, colorida y alegre y un paraíso para los fotógrafos.

Burano es una isla de la laguna de Venecia, se llega con el vaporetto, lo puedes coger en la Fondamente Nuove y está muy cerquita de Venecia, 42 minutos pero nosotros venimos de Murano. Como casi todos, hemos decidido ver Murano, Burano y Torcello, si volviera a ir lo haría al revés empezando por Torcello, pues así cogería menos aglomeración.

Paseando por la isla de Burano

Haz clic en la 1ª foto para verlas en grande y leer los comentarios

En Burano es famoso un encaje artesanal que realizan las mujeres desde pequeñitas. Hay un Museo del Encaje, Museo del Merletto, en la Piazza Baldassare Galuppi. La Iglesia de San Martín es la única de la isla. Su campanile está inclinado como casi todas las torres de Venecia pues lo palafitos donde se asienta, se mueven.

En Burano también viven de la pesca, así que es fácil encontrar pescados bien guisados en sus restaurantes. Nosotros fuimos a la Trattoria al Gatto Nero, el Gato Negro, Via Giudecca, 88, lo habíamos leído en alguna web y fuimos directos a buscarlo, muy agradable al lado de un canal y alejado del centro.

Lo que más me ha gustado, los colores de las casas, lo que menos la aglomeración de turistas, nosotros procuramos salirnos de los circuitos típicos y conseguimos fotografiar calles solitarias.