Dunas de Erg Chebbi

Estamos en Erg Chebbi, la antesala del gran desierto, un macizo de dunas en el sudeste de Marruecos que se extiende 40 km. de largo y 5 km. de ancho, 200 km2, poco frente a los 8.000.000 km2 que ocupa el desierto del Sáhara. Erg Chebbi tiene unas dunas muy altas, de hasta 150 m. de altura y su arena es dorada.

Erg Chebbi también es conocido como el desierto de Merzouga porque es la aldea más grande de la zona. El Erg es la región arenosa de un desierto, viene del árabe y es usada para definir esas zonas del desierto del Sahara. Se contrapone a Hamada, el desierto pedregoso.

Nuestra primera visita es al Colegio de Ksar Hassilabied y llevamos el material escolar que habían preparado para los niños. Cuadernos, lápices… una forma bastante útil de entregar el material porque pasa a través del maestro que sabrá distribuirlo bien. No cuesta nada visitar un colegio antes de tu excursión y pones un granito de arena en la educación de estos niños.

Lago Dayet Srji

El lago Dayet Srji o lago de los flamencos, estaba con bastante agua pues había sido un invierno lluvioso. El día estaba nublado, para ser mi primer viaje al desierto fue curioso que justo lloviera, para romper tópicos. Muchas aves van a invernar a este lago, principalmente flamencos, pero este día se había ido todos, solo vi alguna cigüeñuela. Cuando aparcamos los coches en la loma cerca del lago, no había nadie. En un abrir y cerrar de ojos, habían montado los tenderetes. No sé bien de dónde salieron.

Sapito en el Lago

Enterrado cerca del lago, encontramos un sapito, totalmente mimetizado con la arena y las piedras de alrededor. Había muchos agujeros donde seguro había más.

Feneco en el poblado de Khamlia

Encontramos un chico que tenía un feneco en el poblado de Khamlia, cuando nos dirigíamos a escuchar a los Bambaras. Feneco (Vulpes zerda): El feneco, o fenec, vive en el corazón de los desiertos de áfrica y Asia. De hábitos completamente nocturnos, caza roedores, ayudado por su oído, cuyos pabellones tienen también las funciones de preservarlos de la arena y servir de reguladores de la temperatura corporal.

Los Bambaras en el poblado de Khamlia

Los Bambaras son los descendientes de los esclavos que provenían del África Negra, hace más de cien años. Si quieres ver su web y escuchar su música, mira este vídeo grabado en directo.

Las minas de Kohl, son minas de plomo y de zinc, fueron explotadas por los franceses hasta que consideraron que ya no eran rentables. Con el plomo se fabrica el famoso kohl, un polvo gris o coloreado para embellecer los ojos. Abajo hay un par de extensos poblados. Alí, el camellero, era nuestro guía, una persona discreta, moderada y educada.

Nuestro guía Alí, nos llevó a este frondoso árbol en mitad del desierto para comer. Hasta aquí se acercaron un par de motos que habían perdido a un compañero y siguieron camino. Como es habitual, de la nada surgieron niños con colgantes y fósiles para vender, venían andando, no puedo decir desde dónde. Luego apareció una mobilette subiendo por la duna como si de una moto del Dakar se tratara, extendió su tenderete y esperó pacientemente por si comprábamos algo.

Ya al final de la comida vimos una moto a lo lejos, le hicimos señas y resultó ser el motorista perdido, muy joven, ¡¡sin GPS, sin emisora, sin móvil!!, ni siquiera sabía el teléfono de sus compañeros… nos comentó que no estaba seguro si éramos un espejismo, comió, bebió y nos contó su aventura. A poco volvió su compañero y se fueron juntos. Un saludo motorista aventurero y … ¡coge el móvil!

Después de comer, continuamos ruta por las pistas, a veces invisibles del Erg Chebbi, bien conducidos por nuestro guía Alí. No se quedó ninguno atascado en la arena, así que no pudimos ver como funcionaba el fantástico globo eleva-coches.

Lago Yasmina

Para ser el desierto, aunque sea el comienzo del mismo, hemos visto bastante agua, oasis, y algunos árboles aislados. También dicen que este año ha llovido mucho y ha nevado y claro, las nieves del Atlas llegan hasta aquí. El Lago Yasmina, está rodeado de dunas, así que es un contraste muy bello y realmente sorprendente.

En dromedario a la Gran Duna

Y al atardecer, lo mejor es un paseo en dromedario, la luz es preciosa y la gran duna toma unos colores anaranjados intensos. Subimos casi hasta arriba con estos pacientes animales.