Ksar Hassilabied despierta

El sol ya ha salido pero el ksar duerme todavía, son las 8,30 h. española pero para ellos son las 6,30 h. Una mujer da de comer a los camellos, la luz está suave para hacer unas fotos… un paseo antes de desayunar… y los niños comienzan a aparecer con sus bicis, quieren que veas sus colgantes y fósiles…

A lo largo de diferentes paradas nuestro convoy ha ido entregando ropa, zapatos… No te olvides de llevar ropa a los niños, bolígrafos, libretas y algún caramelo. Les falta casi de todo.

Ruta de las montañas

Hoy fuimos a hacer la ruta de las montañas, terrenos pedregosos. Hemos encontrado un pozo con agua, una acacia pinchosa a su lado y un pequeño riachuelo donde unas mujeres lavaban en un pozo cercano.

Montículos con curiosas terminaciones provocadas por la erosión del viento, pequeñas flores, arbustos y hasta un precioso lagarto o como se llame.

Flora a las puertas del desierto

Estamos a las puertas del desierto del Sáhara, es primavera y la vida se abre paso en estas duras condiciones. Además de palmeras, hemos encontrado muchas florecillas y pequeño matorral, supongo que en invierno y verano estas florecillas no podrán sobrevivir porque las temperaturas son mucho más extremas.

En los desiertos suele llover muy poco, así que animales y plantas han de adaptarse a esas condiciones de sequía. Las plantas tienen las hojas pequeñas o bien las convierten en espinas para tener menos superficie de evaporación.

También las hay con hojas muy carnosas que acumulan el agua en su interior y unas muy curiosas que parecen bolsitas. Hay plantas cuyas semillas quedan enterradas inertes hasta que vuelven a darse las condiciones necesarias.

Los grandes árboles directamente clavan sus raíces hasta encontrar aguas subterráneas. Los oasis se crean por estas aguas subterráneas, encontramos algunos llenos de palmeras como vegetación principal.

Oasis en Merzouga

En este oasis aprendí la importancia de las cosas más simples (para nosotros).

Un señor nos enseñaba sus fósiles cuando uno de los viejos papeles de periódicos que lo envolvían, cayó al pozo a causa del viento. Otro vendedor se apresuró a descender por las paredes del pozo apoyando sus pies en las mismas, hasta bajar al nivel del agua, recogió cuidadosamente el papel, se lo entregó al vendedor que lo había perdido. éste lo extendió para que se secara. Me sorprendió y me hizo pensar la importancia de un viejo trocito de papel de periódico. Todo es importante. Nada se desperdicia.

Otro oasis en Merzouga

Este oasis estaba muy cerca del otro, pero tenía más agua, un riachuelo más caudaloso, con una pequeña, pero preciosa catarata y todo.

Nos contó Alí, nuestro guía, que en estos oasis se celebran bodas que duran dos o tres días y todo el que se acerca está invitado, incluso nosotros podríamos ir. Las bodas se anuncian con tiempo para que puedan acudir desde todos los puntos al evento y suelen hacerse en temporadas de clima menos extremo.

Niños en Merzouga

A los niños, en este lado, le falta casi todo. Aquí también, como en muchos de otros lugares por los que pasamos, se entregaron ropas, calzado, caramelos o bolígrafos.

A lo largo del camino vimos algunas pequeñas casas que tenían placas solares que les proporcionaban energía, me dijeron que una empresa u ONG española las proporcionaba pero no sé cuál es. Si lo sabes, escríbeme y pondré un enlace a su web, para que se la conozca.

Fósiles en Merzouga

Amonites: La forma espiral de las conchas de Ammonites atrajo ya la atención de los hombres de la antigüedad, que los llamaron «cuernos de Ammon». Al dios Amón se le representa como una cabeza de carnero con cuernos en forma de espiral.

Dios tebano Amón

Durante el período Devónico, en la era Paleozoica, hace aproximadamente 380 millones de años, el Sáhara marroquí era un océano, el mar se retiró y quedaron los peces, plantas y otros animales marinos convertidos en fósiles. Hay verdaderas canteras de estos fósiles que se extraen en grandes planchas y luego se van rebajando hasta recuperar la silueta del fósil. Hay numulites, amonites, trilobites, orthoceras…

Amanecer en Erg Chebbi

Hasta pronto Merzouga, me llevo el color de tus dunas grabado en mi retina.

Vídeo: Amanecer en la gran duna


Vídeos Merzouga:

De Melilla a Merzouga por la interminableKsar Hassilabied despiertaMerzouga, Dunas de Erg Chebbi, colegioOasis en MerzougaAmanecer en Erg ChebbiLos Bambaras