Holyrood Palace

La Abadía fue mandada construir por David I de Escocia en 1128 y estuvo aislada durante muchos años. Cuenta la leyenda que… se construyó en el lugar donde el rey tuvo la visión de un ciervo con una cruz y la dedicó a la Santa Cruz. Holyrood es la adaptación del escocés Haly Ruid que significa Cruz Sagrada. Aquí se coronó a Carlos I de Escocia en 1633.

En el s. XV, se fueron creando aposentos al lado de la Abadía y llegaron a ser tan importantes que James IV (1488-1513) los convirtió en un palacio. Sufrió muchos ataques, uno de los más importantes a manos de Enrique VIII en 1544 y 1547 que la dejaron medio en ruinas. En 1768 el techo de la abadía se derrumbó, y el edificio quedó en ruinas.

Los restos de la Abadía han inspirado a numerosos artistas y escritores, entre ellos al compositor alemán Felix Mendelssohn. La grandeza melancólica de la Abadía de Holyrood inspiraron al compositor su sinfonía escocesa.

Escocia inspiró dos de sus obras más conocidas, su poema sinfónico de 1830 titulado Las Hébridas, también conocido como La gruta de Fingal; y su Tercera Sinfonía, denominada Escocesa, que Mendelssohn escribió de forma intermitente entre 1830 y 1842. Ambas obras están inspiradas en paisajes y temas populares de Escocia, como la gruta de Fingal, que no solo despertaron su genio musical, sino también su inspiración poética.
Fuente: wikipedia





EdinburghEscociaReino Unido