Fin de ruta en Edimburgo

El final de nuestra ruta por Escocia es, como no, Edimburgo. Tan solo estaremos un par de días esta fantástica ciudad donde veremos: El Castillo, la Royal Mille, Hollyrood, espectáculos en la calle pues llegamos en pleno festival, comimos en algún pub típico, subimos en el bus turístico para hacernos una idea de la ciudad y poco más… pero lo más importante que pasó en estos días es que supimos que volveríamos y con más tiempo. Así, unos años después, pasamos un mes en una residencia de estudiantes, con la excusa de hacer unos cursos de inglés y sobre todo para disfrutar a tope de la vida en esta ciudad que es una de nuestras favoritas.

El Castillo de Edimburgo, se encuentra el Palacio Real, creado en 1617 en honor del rey Jaime VI. Aquí están los «Honores de Escocia» o «Las Insignias de Escocia», es decir, las joyas de la corona que son: La Piedra del Destino, la Corona, el Cetro y la Espada.
La Royal Mile o Milla Real es una calle principal que recorre la ciudad vieja, tiene una milla de largo y era el camino que hacían los reyes cuando iban del Castillo a un extremo, a Holyrood en el otro extremo de la milla, de ahí su nombre.

Paseando por Royal Mile ->

El Festival de Edimburgo es el evento más importante del año en Edimburgo y la ciudad se convierte en un escenario al aire libre donde es posible encontrar cualquier tipo de espectáculo de teatro, danza, concierto, circense, payasos… lo que atrae a miles de visitantes que acuden para verlos y disfrutar del ambiente.
Holyrood Palace fue fundado como monasterio por David I en el año 1128, ha servido como principal residencia de los reyes y reinas de Escocia desde el siglo XV. El palacio se levanta en Edimburgo al final de la Royal Mile. Aquí se encuentra la Abadía Agustina construida también en 1128 por orden del rey David I de Escocia. Ha sido la sede de muchas coronaciones reales y matrimonios. El techo de la abadía se cayó en el siglo XVIII, dejándola en su estado actual, una ruina.
Edinburgh • EscociaReino Unido