Neist Point

Neist Point está en la península de Duirinish y es uno de los paisajes más bonitos que hemos encontrado en Escocia. Aquí se encuentra el faro más occidental de Escocia.

Aunque el camino es un «One Way» estrechito, al llegar descubrimos que había muchas caravanas aparcadas, que siempre me pregunto cómo pueden ir por estas carreteras estrechas, tortuosas y empinadas. Parece mentira que en un lugar tan apartado del mundanal ruido hubiera tantos coches que nos resultó difícil aparcar… y ¡tantos españoles!

El paseo es largo y con subidas y bajadas pero merece la pena hacerlo.