Kirkwall

Kirkwall | Mainland | Orkney Islands | Escocia | Reino Unido

Llegamos a Kirkwall, una ciudad en Mainland (‘tierra principal’), la isla más grande de las Orcadas.

The Albert Hotel tiene algo especial, los colores de la habitación, los detalles, el buen gusto y son muy amables. En el desayuno nos han ofrecido bacalao ahumado con huevo escalfado… un desayuno diferente a las 7,30 h. de la mañana pero nos gusta estar abiertos a nuevos sabores y constumbres. Si volviera, desayunaría lo mismo. Toda la gente en el hotel es muy amable, tienen una forma diferente de tratarte, quizás porque es un pueblo pequeño o porque es una isla, no lo sé. Un trato muy humano.

Visitamos la Catedral de San Magnus, de ladrillo rojo de la isla. Es realmente bonita y misteriosa. El interior sorprende. Fuera tiene un viejo cementerio de tumbas ennegrecidas, “enverdecidas” por la lluvia constante de años, que siempre está bien ver para recordar que debes aprovechar el momento actual que es el mejor.

La Catedral no pertenece a la iglesia sino a la ciudad de kirkwall por un acta del Rey Jacobo III de Escocia tras la anexión de las Orcadas por Escocia en 1468. Es la única iglesia del Reino Unido que tienen una mazmorra conocida como Marwick’s Hole, entre el muro sur del coro y la capilla del brazo sur del transepto.

Se empezó a construir en 1137, cuando las Islas Orcadas eran normandas. Su estilo arquitectónico es normando. St. Magnus era un jarl (en lengua escandinava, el equivalente al título de conde o de duque) de las Orcadas que era muy bueno y santo, y fue asesinado por motivos políticos en 1115, su cuerpo se enterró en Birsay y allí se levantó una iglesia al ser considerado como mártir y santo. El sobrino de St Magnus fue nombrado jarl de las Orcadas por el rey noruego y para congraciarse con el pueblo, y levantó la catedral en honor a su tío el santo y allí fue transladado el cuerpo del santo desde Birsay.

Enfrente de la Catedral está el Palacio Episcopal, construido por el obispo Guillermo el Viejo en el 1150. El Rey Haakon IV de Noruega, tras su derrota en la batalla de Largs, murió en este palacio en diciembre de 1263, lo que marcaba el fin del dominio noruego sobre las Hébridas Exteriores. El Rey fue enterrado en St Magnus hasta que mejoró el tiempo y pudo ser enviado a la ciudad noruega de Bergen.

Vídeo de Kirkwall y la catedral de St. Magnus