9 imperdibles de Bath

Bath • Somerset • InglaterraReino Unido
Click sobre las fotos para ampliar

1: Baños romanos: Abbey Churchyard, Bath
Hemos venido a Bath principalmente a ver los Baños romanos y de paso tomar un baño en las nuevas piscinas.

Sobre el primer manantial sagrado y a lo largo de 300 años, se fue desarrollando todo el complejo termal, que llegó a constar de: un Templo, el Manantial Sagrado, la Gran Piscina, un caldarium (baño caliente), un tepidarium (baño templado) y un frigidarium (baño frío)… Cuando los baños se separaron por sexos, se duplicaron las salas, aunque más pequeñas para las mujeres.
2: Abadía de Bath

La abadía de Bath fue un monasterio benedictino fundado en el siglo VII. Fue reorganizada en el siglo X y reconstruida en los siglos XII y XVI. Vemos la fachada por donde los ángeles suben y bajan por la Escalera de Jacob. Dicen que… lo de la escalera fue el sueño del obispo Oliver King, pero… se empezó a hablar sobre el tema 100 años después de su muerte.
3: Centro de Jane Austen, The Circus y Royal Crescent
Pasear por sus calles, ver el Centro de Jan Austen y ver la arquitectura de Royal Crescent y The Circus.

El Museo está en una casa georgiana en Gay Street, justo unos metros antes del número 25, donde residió Austen en 1805. Jane Austen (1775-1817) fue una novelista británica que vivió durante la época georgiana. La ironía que emplea para dotar de comicidad a sus novelas hace que sea considerada entre los clásicos de la novela inglesa… Orgullo y prejuicio, Enma, Sentido y Sensibilidad…
The Circus es la obra cumbre del arquitecto John Wood el viejo, estaba obsesionado con los círculos desde que visitó Stonehenge. Murió antes de terminar la obra y fue finalizada por su hijo. También hizo: St John’s Hospital, Queen Square, Prior Park, The Royal Mineral Water Hospital que vimos antes, the North and South Parades… Wood hizo de Bath una hermosa ciudad con un estilo unificado que copiarían los posteriores arquitectos.
Siguiendo la filosofía de su padre John Wood el Joven comenzó Royal Crescent, una hilera de 30 casas unidas con columnas jónicas gigantes, que mira a los campos y colinas del valle del Avon. El nº 1 de estas casas se ha convertido en un museo que muestran como eran estas casas georgianas.
4: Sally Lunn y Parque Parade

Sally empezó a hornear un rico y generoso bollo de brioche similar a los panes de las fiestas francesas con los que estaba tan familiarizada antes de huir de Francia y se convirtió rápidamente en un manjar muy popular en la Inglaterra georgiana, y los clientes pronto visitaron la panadería de Lilliput pidiendo específicamente el bollo de Sally Lunn.
A pocos metros de Sally Lunn está Parade Garden, un jardín diseñado en 1709. Los foráneos pagamos una entrada de £2/persona, los residentes no. Están muy cuidados y son bonitos con el río Avon y el Puente Pulteney… bueno y entramos para descansar un poco, mayormente.
5: Thermae Bath Spa

Estar un par de horas en las diferentes piscinas y salas del Spa fue genial. Son unos 40€/persona, pero hay que hacerlo y las vistas son geniales.
6: Theatre Royal y Garrick Head

Después del Spa, nos hemos venido a la zona del teatro a comer en el Pub Garrick’s Head. David Garrick (1717-1779) fue un actor y dramaturgo considerado como una de las principales figuras del teatro inglés del siglo XVIII y al que tengo mucha simpatía desde hace años por el poema «Reír Llorando» del escritor mexicano Juan de Dios Peza, que está inspirado en él.
7: Paseo en barco por el río Avon

En ese barco que ves allí atracado, dimos una vuelta por el río. A mí me gustó mucho porque tiene bonitas fotos aunque es cortito porque tienen un desnivel insalvable antes del puente Pulteney y una especie de presa un poco más allá. La palabra Avon viene del galés ‘Afon’ que significa río, o sea que río Avon significa «río Río».
8: Puente Pulteney

9: Victoria Art Gallery