Cerro de San Bernardo

Vamos a visitar unos Cerros cerca de Salta, el Cerro de San Bernardo y el de San Lorenzo, desde uno veremos la ciudad de Salta y en el otro conoceremos un exhuberante bosque. Hemos venido un fin de semana desde Buenos Aires hasta Salta veremos también la Puna, los Andes, el tren de las nubes…

Cerro de San Bernardo

Subimos en teleférico que va desde el Parque San Martín hasta el Cerro San Bernardo, a 1.460 mts. de altura sobre el nivel del mar y desde donde se ve toda la ciudad de Salta, que es muy grande, por cierto. El teleférico recorre un kilómetro. Arriba está el Museo de Antropología y una escalinata de piedra con 1.021 escalones, hay templetes, cascadas…

Cerro de San Lorenzo

 

A 10 km. de Salta está el pueblo de San Lorenzo, donde se puede visitar la Quebrada de San Lorenzo. Bosques llenos de bromelias y helechos. Tiene un clima diferente, se ve todo muy húmedo, hay muchos pájaros y una vegetación exhuberante. Los árboles parecía que escondían duendes, era agosto, allí era pleno invierno, todo era muy húmedo, vimos hasta pájaros carpinteros… y ya estábamos hechos polvo, supongo que por la altura, que no estábamos acostumbrados.



Poema de Salta la Linda

Salta La Linda

Andariego del mundo, turista o vagabundo,
llegas a esta tierra de valles y de sierras,
de nieves y verdores, de creyentes y pastores,
de guerreros que fueron de pueblos que se hundieron,
y de imágenes santas de tradiciones tantas,
que te hablaran de amor, de fervor y de dolor…

Andariego del mundo, turista si eres rico,
si pobre vagabundo, contempla el blanco pico,
de aquella alta montaña, que holló gente de España
en busca de aventuras… Admira la hermosura
de esta ciudad y valle, de la típica calle
con encajes de hierro, vé a aquella cruz del cerro
y la cruz de los fulgores del sol que se levanta
para besar las flores de la ciudad que encanta…
Ciudad de estirpe hispana cercadas de colinas,
norteña soberana de tierras argentinas…

Andariego del mundo, aspira muy profundo,
en la paz de este ambiente, dónde es calurosa la gente
de un sentir generoso y de un hablar melodioso…
Que este valle de Lerma reponga tu alma enferma,
de prisas e inquietudes con las ciertas virtudes
de sus bellos paisajes de cambiantes celajes…
Y cuando ya te alejes, y estos lugares dejes,
sabrás por tú mirada que el último adiós brindas,
porque Salta es llamada: SALTA LA LINDA.

Emilio Viñals




Qué ver en SaltaLa Casona del MolinoLos Andes y la Puna salteña
• Cerro de San Bernardo y Cerro de San Lorenzo