Barcelona

Barcelona, ciudad cosmopolita, universal, inquieta, moderna y a la vez, llena de arte, historia, cultura y tradición.

Llegamos a Barcelona y para empezar a hacernos con la ciudad, nada mejor que un paseo por la Rambla, comenzamos en el tramo desde la Plaza de Cataluña hacia el mar y pasaremos por la estatua de Colón (Plaza Portal de la Paz) ya en el puerto viejo, hasta el Maremagnum. Antiguamente era la única vía ancha de Barcelona, era un torrente y su nombre viene del árabe ‘ramla’, arenal.

La Rambla en sí misma es ya una atracción, la gente que pasa, los puestos de flores, los edificios que van apareciendo ante tus ojos… todo un conjunto de sensaciones. Encontramos la Fuente de Canaletas del s. XIX y cuenta la leyenda… que «si bebes de su agua, volverás a BCN».

A mano derecha, parada indispensable en el Mercado de la Boquería (Rambla, 91), un mercado donde la colocación de los productos se convierte en obra de arte. Color y aromas, una forma de disfrutar la vida.

Volvemos a nuestro paseo por las Ramblas y a mano izquierda encontramos la casa Bruno Quadros (Rambla, 82), más conocida como la Casa de los Paraguas. Su dueño amasó una gran fortuna vendiendo paraguas y se hizo construir esta casa a final del siglo XIX. En la esquina de la Casa de los Paraguas hay un dragón chino… con paraguas… por supuesto. Y casi enfrente, en la parte derecha, está el el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, conocido como «El Liceo» (La Rambla 51-59).

Monumento a Colón

Monumento a Colón (Plaza Portal de la Paz) al lado del puerto, no se sabe si señala a Génova o el camino por mar a América, pues en realidad América no está en esa dirección. Fue construido en 1.888 con motivo de la Exposición Universal de Barcelona. Frente al Puerto Viejo de Barcelona, al final de la Rambla donde está el Maremagnum. Y ahora un paseo por el mar en «Las golondrinas» unos barquitos que recorren el litoral, hasta el Port Fòrum de Sant Adrià de Besòs. Las golondrinas tienen una tradición desde 1.888, año de la Exposición Universal de Barcelona. Hace algunos años también hicimos una visita al Aquarium Moll d’Espanya del Port Vell.

De nuevo en el puerto, continuamos por el Paseo de Colón, paralelo al puerto y cruce con Vía Laietana, encontramos una escultura pop art «La cara de Barcelona», del artista americano Roy Liechtestein. Vamos en busca de la Basílica de Santa María del Mar (Montcada, 1), una iglesia gótica catalana construida entre 1.329 y 1.383, en tan solo 55 años. Es preciosa y misteriosa, al igual que la novela «La catedral del mar» de Ildefonso Falcones. En la plaza hay una fuente gótica de tres caños, pasear por estas calles es como volver a la Edad Media.

Gaudí

Hoy vamos a seguir la obra de Gaudí: En el Paseo de Gracia vemos la Casa Batlló (Paseo de Gracia, 43), un edificio reformado entre 1.904 y 1.906 por Gaudí por encargo de un industrial. También la Casa Milà (Paseo de Gracia, 92), llamada popularmente La Pedrera. Y ahora, a la Sagrada Familia y al Parque Güell.

El Parque Güell fue un encargo de Eusebi Güell a Gaudí que quería crear un parque de diseño y una urbanización con casas para la aristocracia de Barcelona. solo se llegaron a hacer dos casas. Aquí está la famosa Fuente Dragón de Gaudí, a la entrada del Parque Güell. El dragón está adornado con cerámicas de colores que le dan un efecto hipnótico y mágico, muy típicas de Gaudí.

Barrio gótico

Y hoy, a perdernos por las calles de la zona antigua, barrio Gótico y alrededores: Tomamos el metro hasta Vía Layetana cruce con la calle de la Industría. La red de metro de BCN se remonta a 1.863 y es junto con la de Londres, la más antigua del mundo. Nada más salir, encontramos un edificio neogótico construido en 1.917 como la sede de la Caixa de pensiones, tiene una torre inspirada en las iglesias góticas centroeuropeas, un arco ojival con vitrales policromados y la escultura de la esquina es una alegoría al ahorro. Delante está el Monumento a Francesc Cambó (1876-1946) político catalanista conservador.

Cerca, la Casa del Gremi dels Velers o casa de la Seda (Vía Layetana 50), fue construida entre 1.763 y 1.769 como una sede del gremio de tejedores de velas, que existió en Barcelona desde 1.553 y que experimentó un gran crecimiento por la demanda debido a la expansión del tráfico marítimo de velas (seda) a finales del siglo XVII. Las dos fachadas conservan las pinturas originales y ha tomado más fama porque salió en la película de Almodóvar «Todo sobre mi madre».

Al lado, el Palau de la Música Catalana (calle Sant Pere más Alt), es un edificio modernista y en su fachada hay una Alegoría de la canción popular catalana de Miquel Blay.

Llegamos al Restaurante Els Quatre Gats (calle Montsió), es un edificio neogótico de 1.897, fue un referente del modernismo catalán, había tertulias, exposiciones, era sitio de reunión de artistas, sus impulsores fueron los pintores Santiago Rusiñol, Ramón Casas y Miquel Utrillo. Por aquí pasaron músicos como Granados y Albéniz, el arquitecto Gaudí… Estuvo abierto 6 años hasta 1.903. Picasso también hizo sus primeras exposiciones aquí. Els Quatre Gats está ubicado en la Casa Martí, un edificio neogótico de 1.896.

Catedral de Santa Eulalia

Es la catedral gótica de Barcelona. Se construyó durante los siglos XIII (reinando Jaime II) a XV sobre la antigua catedral románica, edificada a su vez sobre una iglesia de la época visigoda a la que precedió una basílica paleocristiana. Tiene un bonito claustro. Con motivo de la Exposición Universal de Barcelona (1888), después de casi cuatrocientos años se edificó la actual fachada manteniendo el estilo gótico.

Museo de Historia de Barcelona

(Plaça Rei), está situado en el centro de la Ciutat Vella. El edificio fue trasladado desde la calle Mercaders en el año 1.931, piedra a piedra, era el antiguo palacio Clariana Padellàs del siglo XV/XVI, de estilo gótico catalán. Durante las obras, se descubrió parte de la ciudad romana, la antigua Colonia Iulia Augusta Paterna Faventi Barcino.

Perdidos entre callejuelas, llegamos a la Plaza del Pi donde hay, desde hace pocos años, un pino como el que hubo cuando se abrió la plaza, y que dio nombre a la misma. Aquí está la iglesia gótica de Santa María del Pi (siglo XV). Cerca, la Plaza Real, de forma rectangular, en pleno Barrio gótico, a pocos metros de la Rambla… y con mucho ambiente, bares, cafeterías… Hay dos farolas de Gaudí.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.