Puerta de las Granadas

La Cuesta de Gomeres es una empinada subida hacia la Alhambra, desemboca en la Puerta de las Granadas, maciza entrada de estilo griego, construida por Carlos V y que da acceso al recinto de la Alhambra. Cuando llegas ahí aún te queda alguna cuestecita hasta llegar a la Alhambra, eso sí, con unos jardines salvajes preciosos.

Nosotros para aprovechar energías, todo lo que era subir, lo hacíamos en autobús y todo lo que era bajar, caminando, para no perdernos los rincones.

El grupito que ves es una gitana echando la «buena ventura» con la típica ramita de romero, a un inocente e incauto italiano… el problema vino cuando el susodicho dijo que no tenía monedas sueltas para costear esa «buena ventura» y «sapos y culebras salieron por esa boquita de rosa»… al final pagó el amigo… para librarlo de la «maldición».