Parque N. de Timanfaya

El Parque Nacional de Timanfaya se encuentra en su territorio de Tinajo y Yaiza, es un parque de origen volcánico. Las últimas erupciones se produjeron en 1824. Cuenta con más de 25 volcanes, siendo algunos emblemáticos, tales como las Montañas del Fuego, Montaña Rajada o la Caldera del Corazoncillo. Aún presenta actividad volcánica, existiendo puntos de calor en la superficie que alcanzan los 100-120 ºC y 600 ºC a 13 metros de profundidad.
«El día 1 de septiembre de 1730 , entre las nueve y las diez de la noche, la tierra se abrió en Timanfaya, a dos leguas de Yaiza… y una enorme montaña se levantó del seno de la tierra»,​ según el testimonio del párroco Lorenzo Curbelo. La isla se transformó por completo. Nueve pueblos quedaron enterrados y durante seis años la lava se extendió por la zona sur cubriendo un cuarto de la isla y llenando las vegas cercanas de cenizas volcánicas.

En 1824 de nuevo comienzan las erupciones en Timanfaya, dando origen a los llamados Volcán de Tinguatón, Tao y del Fuego. Se produjeron terribles hambrunas y buena parte de la población se vio obligada a emigrar. Desde entonces el paisaje se ha transformado gracias a las técnicas agrícolas de cultivo sobre lapillis volcánicos que los lanzaroteños emplean para captar la humedad de los alisios.

 

 

Los colores parecen irreales, ocres, verdes, naranjas, rojos, negros…

 

Nunca he estado en Marte… creo… pero lo imagino algo así, aunque sin nubes.

 

 

 

 

La gua-gua nos va paseando por estrechas carreteras que recorren este extraño paisaje.

 

 

Este «Pollo al volcán con patatas» también es una muestra de la actividad volcánica, se hace con el fuego que surge de las entrañas de la tierra.

 

La afluencia de gente es grande, las colas larguísimas, el aparcamiento grandísimo… todo «ísimo», así que nos vamos a otro sitio de dimensiones más pequeñas, que esto agobia un poco… aunque la excursión y el paisaje, merece totalmente la pena pasar por estas colas.