Cala Fustam

Cala Fustam en Menorca

Cala Fustam forma parte de las playas vírgenes de la zona sur de Menorca y se encuentra entre Trebalúger y cala Escorxada. Se trata de una playa de reducidas dimensiones pero está bordeada por rocas, pinos y acantilados de hasta 40 metros de alto, lo cual le confiere un aspecto todavía más salvaje si cabe a esta zona cuyo entorno natural se encuentra intacto. Estamos, posiblemente, ante la cala más recóndita, escondida y de difícil acceso de toda la isla.

Posiblemente no estará tan frecuentada como su vecina, Cala Escorxada, mucho más grande, pero en Menorca hay mucha gente que le gusta el senderismo y poder llegar a disfrutar de estos enclaves tan aislados.

Cómo llegar a cala Fustam

El puntos más cercano para dejar el vehículo sea el aparcamiento de Santo Tomás. Desde aquí, siguiendo un camino señalizado, nos espera al menos una hora de caminata. Si el cansancio y la belleza de Cala Escorxada no nos convencen para quedarnos ahí, seguiremos otros 10 minutos y habremos llegado.

También se puede llegar desde Cala Mitjana, pasando por Cala Trebalúger, pero el camino es más largo.

Hay que tener mucha prudencia cuando nos proponemos alcanzar estos rincones tan alejados porque puede parecer que una hora de camino no es mucha distancia, sin embargo, el calor aprieta y los caminos no son nada cómodos. Por lo tanto es imprescindible llevar agua, comida y protección para el sol, como gorros y cremas.

Finalmente, para quienes ya no se sienten en forma para estas largas caminatas, lo mejor es alquilar un barquito en la cercana cala Galdana, olvidarse de historias y disfrutar del paseo, del mar y del paisaje.