Torre en Galmés

Torre en Galmés es el poblado talayótico más extenso de todas las Baleares. Comenzando la visita en el centro de interpretación, resulta el más didáctico y donde mejor se puede llegar a comprender el modo de vida y las costumbres de estos antepasados nuestros. Por eso muchos recomiendan que este sea el primer poblado talayótico que se visite.

Cómo llegar a Torre en Galmés

El desvío para llegar hay que tomarlo desde la carretera Ciutadella a Mahón a la altura de Alaior. No hace falta entrar en Alaior. Hay una salida con la indicación hacia Son Bou. A poco más de 3 kilómetros por esta carretera hacia Son Bou encontraremos el Camí de Torre d’en Galmés. Dos kilómetros más adelante encontraremos el poblado.

Torre en Galmés en Menorca

Restos que se conservan

El poblado está situado en una colina y en sus laderas, por lo que domina una gran extensión de territorio y de la costa sur. Se conservan muchos y muy interesantes restos:

  • Destacan tres talayots para la vigilancia del territorio y el recinto de taula en la parte más alta del poblado. La taula principal tiene el capitel caído en el suelo. Desde muy antiguo y se le practicó una perforación para que sirviera de tumba en época romana.
  • Las casas que están ya excavadas muestran claramente la disposición de las habitaciones, la puerta de entrada… Es muy fácil imaginarse a sus habitantes en sus rutinas diarias.
  • Otra construcción muy interesante es una sala cubierta o sala hipóstila. Con sus columnas y las losas de piedra a modo de vigas conforman un espacio que debió servir como almacén.
  • Tenían hasta una almazara en la denominada cueva del aceite. Allí se conservan las piedras redondas que utilizaban para la extracción del aceite y los depósitos de almacenamiento del mismo.
  • Por último a mí me maravilló el sistema de huecos y conducciones en las rocas para dirigir y almacenar el agua de lluvia. Realmente impresionante.