Arcos de San Juan de Duero

Arcos de San Juan de Duero es un conjunto de arquitectura románica castellana, está a orillas del Duero y son unas mágicas ruinas de un monasterio de la Orden militar de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén levantado en la primera mitad del siglo XII y que se mantuvo habitado hasta el s. XVIII.

La iglesia es pequeña y muy original, de una sola nave y tiene dos templetes a cada lado así podía cerrarse el recinto mientras se realizaba la consagración y quedaba oculto como en el rito griego.

El claustro también es especial, es del siglo XIII y tiene 4 lados diferentes y chaflán en las esquinas. Gustavo Adolfo Bécquer escribió la leyenda de El Monte de las Ánimas, basándose en este monasterio y sus caballeros. Bécquer vivió en Soria 7 años y en aquellos momentos Arcos de San Juan del Duero era un establo para ganado que él quiso salvar de la destrucción.