Concatedral de San Pedro

La Concatedral de San Pedro de Soria es una preciosidad, una joya del románico. Parece ser que tuvo su origen en una pequeña iglesia del año 1100 más o menos, cuando la repoblación de Soria, llevada a cabo por Alfonso I el Batallador. De aquella iglesia no queda nada, solo un documento que dice «reducida, simple y rústica parroquia de pobre fábrica». La actual pudo ser construida en la segunda mitad del s. XII. El claustro es realmente bonito.