Acueducto de Peña Cortada

Acueducto de Peña Cortada • Calles • Valencia • España
Categoría: Civilización romana

El Acueducto de Peña Cortada es una de las obras de ingeniería romana más sorprendentes que conservamos en España. Es del siglo I d. C.

Descripción del acueducto

Acueducto romano de Peña Cortada. ValenciaEl nombre de acueducto de Peña Cortada le viene por el impresionante corte que los ingenieros decidieron realizar en la montaña. Visto que los materiales rocosos presentaban grietas peligrosas, en lugar de horadar otro túnel más, aquí no se lo pensaron dos veces y cortaron la montaña por la mitad. El enorme y sorprendente tajo tiene 22 metros de altura y 25 de longitud. A la vez que evitaban el peligro de derrumbamientos, de paso, los pragmáticos romanos aprovecharon la roca extraída para la construcción del puente.

El acueducto comienza en el azud del río Tuéjar y se tienen muy bien localizados más de 28 kilómetros de su recorrido, sin embargo no sabemos con certeza cuál era su destino final. Algunos dicen que terminaría en la ciudad de Valencia y le atribuyen una longitud de 98 km. Otras teorías apuntan a que se trataba de una conducción para riego agrícola en la zona de Casinos.

Acueducto romano de Chelva. ValenciaLa parte más espectacular de la obra es el puente del barranco de la Cueva del Gato. Tiene una longitud de 36 metros y una altura máxima de 18 metros. Su estado de conservación es óptimo. Los otros puentes de este acueducto se utilizaron como cantera y acabaron casi totalmente arrasados. Aquí, lo que en principio servía para conducir agua, con el tiempo se transformó en puente para personas y animales. Este uso tan necesario para la población, lo preservó de la destrucción y, de hecho, sigue utilizándose hoy en día.

El otro resto más significativo del acueducto es el Puente de la Rambla de Alcotas. Lo encontramos en el camino desde Chelva antes de llegar al aparcamiento. Aquí solamente se conserva en pie uno de los seis arcos con los que contaba originalmente. El tiempo, pero sobre todo la mano del hombre se encargaron de su expolio a través de los siglos.

El acueducto romano de Calles

Al estar tan cerca de Chelva, mucha gente y también los medios de comunicación le llaman erróneamente el acueducto de Chelva, pero en realidad, el puente está en el término municipal de Calles y es el municipio de Calles quien se encarga de su mantenimiento y de su puesta en valor.

Ruta del acueducto de Peña Cortada

Para los amantes del senderismo, recorrer este acueducto constituye una ruta espectacular y sencilla. La obra atraviesa los términos de los municipios de Tuéjar, Calles, Chelva y Dueño.

Lo más cómodo es llegar hasta Chelva desde allí dirigirnos en coche 4,5 kilómetros por un camino de tierra siguiendo las indicaciones hasta llegar al aparcamiento. En una breve subida de 5 minutos llegaremos hasta el puente. Da un poco de vértigo atravesarlo. Hay quien se agacha y sobre todo, conviene no mirar hacia abajo.

Nada más cruzar el puente, un giro brusco de casi 90 grados nos descubre el espectacular corte. A partir de aquí se van sucediendo túneles y tramos al aire libre. Casi todos los túneles tienen ventanas o son cortos, pero a veces viene bien tener a mano una linterna.

Otros prefieren comenzar en Calles, dejar el puente y la montaña cortada para el final del recorrido y volver. Para mí, lo más cómodo es comenzar en Chelva, ver lo más impresionante al principio y poder volver al coche en cualquier momento. El recorrido completo, ida y vuelta tiene una longitud de unos 8 kilómetros y se puede hacer en unas 3 horas.

Cuidado con los niños

La ruta es sencilla, pero hay que tener en cuenta que a veces el precipicio está muy cerca y no hay protecciones, por lo que si deciden ir con niños, hay que tenerlos extremadamente vigilados.