Bocairent

Bocairent • Valencia • España

Bocairent, un pueblo con encanto situado en el Parque Natural de la Sierra de Mariola. Árabe y medieval

Nuestra escapada a Bocairent ha tenido sus pros y sus contras. Estando en tiempo de pandemia, la elección del lunes de Pascua no fue la fecha más idónea porque parece que a toda Valencia se nos ocurrió la misma brillante idea y, claro, no había bares ni restaurantes para tanto turista y al 50% de ocupación por las medidas COVID. Menos más que Ontinyent está al lado y, siendo más grande, nos solucionó el tema del comer.

Por otro lado, el hotel L’Ágora, en pleno centro de Bocairent nos proporcionó una media pensión con desayuno y cena a muy buen precio y un alojamiento que excede con creces las 3 estrellas que luce en su categoría.

Desde aquí, con solo dos noches de estancia, pudimos disfrutar de los rincones, sorpresas y atractivos secretos que ofrece Bocairent.

En primer lugar hay que pasear el casco antiguo que se arremolina alrededor de la iglesia situada en la parte más alta. Las calles, todas empedradas, se cruzan, serpentean, suben y bajan mostrando rincones, escaleras y recovecos umbríos y misteriosos. Sin duda, Bocairent entra a formar parte de nuestros Pueblos con Encanto.

El Pou Clar

A medio camino entre Ontinyent y Bocairent el río Clariano que nace allí mismo, forma unas piscinas naturales con algunas pequeñas cascadas ideales para el baño. Hay como seis pozas principales que la gente del lugar ha bautizado espontáneamente y se les conoce de arriba hacia abajo como: “Pou dels Esclaus”, ”Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”.

Estuvimos el día 5 de abril, aún a principios de la primavera, pero el sol acompañaba y ya vimos mucha gente disfrutando del agua fresca y limpia.

Lo más aconsejable es dejar en coche en alguna de las dos zonas de parking y bajar cómodamente andando por la senda y las escaleras habilitadas hasta el borde del agua. Como la zona de baño es bastante larga, a pesar de que en un día festivo acude mucha gente, no es difícil encontrar un rincón cerca del agua para disfrutar, descansar y tomar un tentempié, una cerveza, o lo que se tercie.



Les Covetes dels Moros

Delante de Bocairent, sobre la una pared vertical maciza en el Barranc de la Fos, se vislumbran desde lejos unas pequeñas ventanas casi alineadas. Hay cincuenta con sus respectivas cámaras excavadas en la roca y otras nueve que apenas están empezadas o no terminadas.

Las cámaras u oquedades de cada ventana son pequeñas, de unos 2,5 m. de largo x 3 ó 4 m. de ancho. en cuanto a su altura, prácticamente ninguna permite a una persona ponerse de pie. Se las conoce como Les Covetes dels Moros.

A diferencia de otros grupos de aperturas en la roca similares en barrancos de Ontinyent, Borairent y Alfafara, estas están comunicadas entre sí mediante pasadizos, chimeneas y paredes que han sido agujereadas para permitir el paso entre las cámaras.

¿Quién las hizo, para qué, cuándo? ¿Cuándo alguien decidió comunicar y unir unas con otras?

La visita a Les Covetes dels Moros en Bocairent nos darán respuesta en parte a estos interrogantes, pero sobre todo quedarán en la memoria como una vivencia única e inolvidable.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, aunque te aseguren que es muy fácil… mi experiencia personal es que no se trata de una visita apta para todas las edades. Hay algunas chimeneas realmente estrechas y hace falta agilidad y a veces fuerza de brazos para poder acceder de una a otra. De todas formas la ayuda y las indicaciones y oritentaciones técnicas de los guías facilitan enormemente la travesía. Gracias desde aquí a Paco y a Javier que de una forma tan profesional nos guiaron y velaron en todo momento por la seguridad, especialmente la de los niños que nos acompañaban.

Paco nos explicó que el uso que se les daba a estas “covetes” era la de almacén de alimentos, grano y cereales y su origen data de la cultura árabe de los siglos X y XI. Estos graneros fueron trasladados de la cultura bereber del norte de África, los tazaghin en la cordillera del Atlas en Marruecos.

El acceso se realizaba únicamente con cuerdas y escaleras. Todas las ventanas tienen argollas de anclaje para las cuerdas y marcas como goznes de portezuelas.

Más tarde, les covetes quedaron en el olvido. Se supone que en el siglo XVIII se realizaron las comunicaciones entre ellas, pero lo cierto es que no sabemos ni quién las hizo ni por qué ni para qué.

En el mismo Bocairent, hay otro grupo de covetes, las Covetes del Colomer que se ha rehabilitado como centro de interpretación y ofrecen explicación divulgativa de estas construcciones tan curiosas.



La Cava de San Blai

Esta cava o nevero nos desvela la sabiduría de nuestros antepasados para explotar y sacar provecho de las grandes nevadas que antaño caían no solo en Bocairent, sino en todas las Sierras de la Comunidad Valenciana, entre ellas la de Mariola. El comercio de la nieve y la industria del hielo tuvieron su desarrollo desde el siglo XVI hasta principios del XX. Esta industria constituía un importante sector económico, pues alrededor de ella se afanaban y laboraban hombres de negocios, arrieros, transportistas y jornaleros.

En el mismo núcleo urbano de Bocairent se encuentra uno de estos pozos de nieve, neveros o cavas, la Cava de San Blai. Lógicamente orientada al norte, tiene 11 metros de profundidad y casi 8 metros de diámetro pues su planta es circular. Supieron aprovechar hábilmente la roca natural para completar la bóveda con ladrillo.

Nuestro guía nos explicó que el revestimiento de las paredes interiores se realizó con arcilla para conseguir el efecto botijo, es decir el aislamiento natural del recipiente.

Se utilizaban siempre materiales aislantes naturales como el cañizo para las paredes y la paja para separar las distintas capas de nieve y hielo. Cuando se producía una nevada importante, iban extendiendo capas de paja y nieve hasta completar la capacidad del nevero. De esa forma también era mucho más fácil separar y trocear los bloques de hielo según se iban necesitando.



Qué ver y hacer en Bocairente

  1. Pasear por el casco antiguo
  2. Covetes dels moros
  3. Cava de Sant Blai, El nevero
  4. Vinoteca de bodegas Belda. Bukayrän.
  5. Pericana. tomates y pimientos secos, dientes de ajo y pescado en salazón.
  6. Herbero de Bocairent, licor de hierbas
  7. Hacer foto desde el cementerio de Bocairent
  8. Comer en: El Concell

Museos de Bocairent

  • Museo Antonio Ferri. Obras del artista
  • Museo Arqueológico Municipal. Colección Vicent Casanova, desde el Paleolítico hasta la Edad Media.
  • Museo Festero.
  • Museo Paleontológico: dinosaurios
  • Museo parroquial.
  • Museo de Oficios y Costumbres





Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.