Herculano

Herculano • Campania • Italia
Categoría: Civilización romana

Herculano fue cubierta por un alud de fango compuesto por cenizas y lava que la cubrieron hasta 16 m, lo cual hizo que las construcciones se hayan mantenido en mejores condiciones que las de Pompeya.

Tomamos el tren Circumvesuviano en Nápoles hasta la estación de Ercolano Scavi. Saliendo de ella hay una plaza y a continuación una cuesta larga que baja hasta la excavación, que está en el mismo pueblo. Pedid mapa y un cuadernillo con todas las explicaciones. Lo tienen también en español. Se puede visitar en medio día y con el plano que dan a la entrada es fácil el recorrido. Hay casas cerradas

Dionisio de Halicarnaso atribuye la fundación de Herculano al mítico héroe griego Heracles (Hércules). Parece ser que fue una pequeña ciudad de unos 4.000 habitantes y al igual que Pompeya sufrió el terremoto del año 62 d.C. y tuvo muchos desperfectos.

En el 79 d. C. con la erupción del Vesubio, en Pompeya primero hubo una fina lluvia de cenizas, luego lapilli, pequeñas piedras volcánicas y más tarde cayeron piedras pómez de varios kilos de peso. Todo ello acompañado de nubes tóxicas de azufre que mataron lentamente a sus habitantes. Sin embargo, Herculano fue cubierta por un alud de fango compuesto por cenizas y lava que la cubrieron hasta 16 m. Sus habitantes no murieron envenenados por los gases de azufre, sino más bien por el desprendimiento de los techos sobre sus cabezas y por las altas temperaturas, entre 300-600º C.

Esta capa de fango que cayó en Herculano, hizo que las construcciones se hayan mantenido en mejores condiciones que Pompeya y se hayan encontrado balcones, maderas, panes, telas, muchos utensilios, muebles, jarrones e incluso numerosos papiros. Se puede ver la vida cotidiana de hace 2.000 años, con sus costumbres no tan diferentes a las nuestras. Las viviendas son muy parecidas a las actuales, con balcones y soportales. El comercio estaba en las plantas bajas.

La visita la comenzamos en las termas. En torno a ellas, junto a la «Casa de los Ciervos» suele haber vigilantes-guías que se ofrecen a darte explicaciones… en italiano, claro. Lo compensan con abundantes gestos y se les entiende… por supuesto esperando propina, pero se la ganan, son muy simpáticos.

La más lujosa de las villas herculanas es la Villa de los Papiros, una residencia con vistas al mar. Pertenecía a Lucio Calpurnio Piso Caesomnio, suegro de Julio César. Para visitar la Villa de los Papiros en Herculano hay que reservar en la misma web que en Pompeya.

Lugares que visitar en Ercolano




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.