El Belén Napolitano

Esta tradición navideña tiene varios siglos de antigüedad en Nápoles. En el siglo XVII ya representaban el nacimiento con personajes reales de la época y con todo lujo de detalles tanto en la vestimenta como en los oficios y las edificaciones.

No solo montan el nacimiento sino toda una representación de la vida cotidiana de Nápoles en el s. XVIII, con todo lujo de detalles en ropas, alimentos, es como una foto de la época.

En el siglo XVIII el rey Carlos III fue quien importó esta costumbre desde Nápoles a España al encargar y regalar a su hijo pequeño Carlos IV unas figurillas para el nacimiento. Los nobles imitaron al rey y enseguida toda la población del país adoptó esta costumbre que se convertiría en una entrañable tradición navideña.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.