San Cebrián de Mazote

San Cebrián de Mazote • Valladolid • España

San Cebrián de Mazote es un pequeño pueblo de solo 122 habitantes situado a 45 Km al oeste de Valladolid. El origen de la población fue una comunidad de mozárabes que huyeron de la zona árabe a finales del siglo IX. Los mozárabes eran cristianos que vivían en territorios bajo la autoridad y la dominación musulmana. Por el contrario, los mudéjares eran musulmanes viviendo en territorio cristiano.

Qué ver en San Cebrián de Mazote

Iglesia de San Cipriano

En este pequeño rincón de Castilla encontramos una joya arquitectónica maravillosa, la iglesia de San Cipriano. La iglesia es el único resto del monasterio que fundaron monjes cordobeses a finales del siglo IX. Hay documentación que indica que algunos de estos monjes abandonaron este monasterio el año 915 para fundar otro en San Martín de Castañeda.

Al llegar encontramos la iglesia cerrada. Llamamos al teléfono de contacto del guía que había en la puerta y de la casita que está pegada a la iglesia salió enseguida un señor que nos abrió y nos mostró toda la construcción. En un buen español con acento de Europa del este (Rumanía) lo primero que nos preguntó era cuánto tiempo queríamos dedicar a la visita, la rápida de 15 minutos, media hora, dos horas… siempre a cambio de la voluntad.

Aunque tenía sus ideas particulares sobre algunos aspectos de la historia, resultó una visita estupenda para conocer la iglesia mozárabe más grande que se conserva en España. Resulta muy curioso observar los elementos propios del estilo árabe utilizados en una iglesia cristiana porque parece que estás dentro de una mezquita.

Las columnas y capiteles son elementos visigodos y también romanos reutilizados.

San Cebrián debe su nombre al santo San Cipriano, de origen cartaginés, a quien está dedicada esta iglesia.

Convento de Santa María de las Dueñas

En el pueblo vemos una enorme valla de piedra donde estaba este convento que fundaron monjas dominicas en 1.307 y lo habitaron hasta el año 1.837. Hoy en día se encuentra en un estado de total abandono.

Históricamente resulta curioso saber que aquí estuvo ingresada (encerrada?) por un tiempo Bárbara Blomberg, la madre de Don Juan de Austria, el Jeromín, hermanastro de Felipe II.