Teatro Calderón de Valladolid

C/ del Arzobispo Gandasegui • ValladolidEspaña

Teatro Calderón. Valladolid

La inauguración del Teatro Calderón tuvo lugar en 1.864. Para su construcción demolieron el palacio del Almirante de Castilla cuyo último propietario, D. Diego Morales lo vendió a la sociedad Pérez Calderón y Compañía.

Monumento al Imaginero. Valladolid
Monumento al Imaginero. Valladolid

La obra la proyectó el arquitecto Jerónimo de la Gándara, quien levantó un edificio clasicista con un interior bello, pero a la vez funcional, versátil y polivalente. La sala principal se transformaba en sala de baile. Hemos leído que el arzobispo presentó quejas por la cercanía de un espacio tan mundano a las iglesias y al palacio arzobispal. Supongo que no le harían mucho caso, pero vete tú a saber.

Llegó a ser uno de los principales teatros de España por su lujo y suntuosidad, pero le llegó el declive y también el abandono. Durante la década de 1.960 debido a su lamentable estado de deterioro, se presentaron propuestas de demolición. Sin embargo, su adquisición por la Caja de Ahorros Provincial y finalmente la compra en 1.986 por parte del Ayuntamiento llevó a la completa restauración del Teatro Calderón.

Además de las clásicas representaciones de teatro, danza, música… desde 1.956 se celebra cada año la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI).

La biblioteca escondida en el Teatro Calderón

Es curioso que el año 1.991, durante las obras de restauración, al derribar un muro apareció una biblioteca con más de 4.000 libros.

Hay muy poca información online sobre este hecho. Gracias a la conversación mantenida con Paz Altés, he podido averiguar algo más.

En principio, mucha gente sabía que la biblioteca se encontraba allí. El motivo por el que en 1.968 decidieron ocultarla fue simplemente para preservarla de posibles extravíos, robos, daños mientras se decidía finalmente el destino del edificio. Entre Manolo Fuentes de la diputación y María Calleja tomaron la decisión de guardar cuidadosamente los libros en cajas de madera y sellar la estancia. Paz opina que fue lo mejor que pudieron hacer y gracias a ello este valioso legado se salvó.

Cuando sacaron a la luz la biblioteca, ella se encargó de la catalogación del material encontrado. Dice que hay muchos ejemplares del siglo XIX, y una valiosa hemeroteca pertenecientes a la Sociedad Cultural Calderón de la Barca, pero también publicaciones posteriores del siglo XX.

En un primer momento todo este material se llevó a la Casa Consistorial y posteriormente se trasladó a la nueva sede del Archivo Municipal en la antigua iglesia de San Agustín, C. de Santo Domingo de Guzman, 8, donde se encuentran actualmente disponibles para su consulta.

En el teatro también había un valioso archivo documental que recogía libretos, guiones, partituras y en general todo lo que el teatro necesitaba para funcionar. De estos fondos fue la catedrática de Musicología quien se encargó de que se trasladaran a la Universidad de Valladolid y allí se conservan.